Compartir en redes sociales   

La libre elección

Publicado en Dermactual, nº 16. 10: diciembre 2010.

La libre elección

La libre elección es un ejercicio de libertad. La libertad es un sueño, un deseo, un derecho, una responsabilidad y una obligación que muchos consideran una utopía.

¿Y la libertad en la salud? ¿Es también una utopía?

Casi todos hemos pensado alguna vez: “me gustaría que me viese el Dr. Fulanito de Tal. Pero no está a mi alcance.”

Pues ahora si. Al igual que el viaje a la luna de Julio Verne fue un día una realidad, la libre elección de médico, el sueño de la mayoría de los pacientes, es ahora mismo una realidad en la Comunidad de Madrid.

La normativa legal - ley 6/2009, de 16 de Noviembre, de Libertad de Elección en la Sanidad de la Comunidad de Madrid, decreto 51/2010, de 29 de Julio- regula el ejercicio de ésta libertad.

En Atención Primaria se tiene libertad de elección de médico de familia, pediatra o enfermero. En atención especializada se puede elegir médico especialista y hospital. Y los dermatólogos estamos dentro de esas opciones.

Son necesarios algunos requisitos -prescripción médica previa- y algunas condiciones, como la consideración del grado de especialización de los facultativos pertenecientes a cada servicio médico hospitalario. Por otra parte, todos los actos relacionados con un mismo proceso clínico serán atendidos en el mismo hospital y no será posible la elección simultánea de varios especialistas para el mismo proceso clínico.

Solo excepcionalmente la libre elección podrá ser denegada con carácter único mediante resolución debidamente motivada.

Para el ciudadano, para el paciente, supone una importante mejora en la calidad de la prestación sanitaria, ya que puede optar a sus preferencias de forma directa, adecuando no solo profesional sino accesibilidad y horarios.

Todo un privilegio.

La administración sanitaria se ha ocupado de informar adecuadamente a los especialistas que podemos ser objeto de esa elección. En realidad, todos somos susceptibles de ser elegidos, en función de la afinidad que tengamos con nuestros pacientes, la fama conseguida, la profesionalidad demostrada, o tal vez, el marqueting glorioso que hayamos sido capaces de desarrollar.

Pero cuando pregunté cuales eran las ventajas o mejoras para el médico elegido, esta fue la respuesta literal y escrita:

“Será un motor de impulso para la homogeneización e integración tanto en materia de información como de aplicaciones informáticas, siendo posible gracias a ello avanzar en la interoperabilidad de los sistemas.”

Y tuve la sensación de despertar de un sueño, y emulando a Martin Luther King, pensé, sin poder sonreir: "I had a dream".


Puntadas con hilo
© AURORA GUERRA ·

Quintana 3 semiesquina Princesa(Metro Arguelles) - 28008 Madrid - España - Tfno: 91 758 59 42 - WhatsApp 618518838 · aurora@auroraguerra.com